Proyecto de ley: teletrabajo y desconexión digital

En mi nota anterior destacaba que en el marco de la emergencia sanitaria por el Covid-19, la mayoría de las empresas se vieron obligadas a cambiar el lugar de trabajo, con el fin de evitar compartir el lugar de trabajo con muchas personas.

Fue así que las empresas tuvieron que trasladar el área de trabajo al domicilio de cada empleado, utilizando las tecnologías de la información y comunicación para hacerlo posible. El trabajo a distancia rápidamente se extendió y planteó varios desafíos, ante la ausencia de regulación.

En atención a este fenómeno en el pasado 20 de abril de 2020 se presentó un proyecto de ley bajo la autoría de la senadora Carmen Sanguinetti, sobre teletrabajo y desconexión digital, que está a estudio de la Comisión de Asuntos Laborales de la Cámara de Senadores.

Las principales líneas del proyecto son las siguientes:

I. Teletrabajo

1. Concepto

El teletrabajo consiste en la prestación del trabajo, total o parcial, mediante la utilización de las tecnologías de la información y de la comunicación, fuera del ámbito físico proporcionado por el empleador.

2. Ámbito de aplicación

El Proyecto, en caso de aprobarse, aplicaría a las relaciones laborales en el sector privado, que se desarrollan en un régimen de subordinación y dependencia. Por consiguiente, no aplicaría a los trabajadores autónomos o no dependientes ni a los profesionales universitarios que trabajen sin relación de dependencia.

Se establece que los empleadores cuyos trabajadores ya prestan teletrabajo, deberá cumplir con la Ley, en el plazo de seis meses, a contar desde su promulgación.

3. Teletrabajador

La persona que realiza teletrabajo, se le denomina teletrabajador. Esta persona presta su trabajo fuera del ámbito físico otorgado por el empleador, mediante la utilización de las tecnologías de la información y de comunicación.

4. Acuerdo de teletrabajo

Las partes del contrato de trabajo deberán pactar por escrito la modalidad de teletrabajo, ya sea en el contrato de trabajo o en documento anexo a éste. Este acuerdo puede firmarse al inicio o durante la relación laboral.

El Proyecto establece que la modificación permanente de la modalidad de trabajo presencial a la de teletrabajo y de teletrabajo a presencial, deberá contar con el acuerdo de las partes y documentarse por escrito.

5. Condiciones del lugar

Las partes de la relación laboral deberán determinar el lugar donde se prestarán las tareas, que podrá ser el domicilio del teletrabajador o en otro sitio definido en el contrato. Si el trabajo se desarrollará en varios lugares, podrá acordarse de que el teletrabajador elija libremente donde prestará sus tareas, pudiendo incluso, ser más de un lugar alternativamente.

El teletrabajador nunca podrá exigir al empleador que le proporcione el lugar donde se preste el teletrabajo.+

6. Condiciones de trabajo

6.1: Jornada de trabajo

El teletrabajador está excluido del derecho de limitación de la jornada diaria. Este empleado podrá distribuir libremente su jornada en los horarios que mejor se adapten a sus necesidades.

La duración de la jornada semanal no podrá superar el límite máximo de 44 o 48 horas semanales, según corresponda al tipo de actividad. Todo esto es sin perjuicio de los derechos al descanso y a la desconexión.

Las partes podrán establecer el sistema de registro de asistencia que permita determinar la cantidad de horas trabajadas por el teletrabajador en la semana.

6.2: Derechos individuales y colectivos

El Proyecto establece que el teletrabajo modificará única y exclusivamente la modalidad en que se efectúa el trabajo, sin afectar los derechos individuales y colectivos consagrados en el ordenamiento jurídico vigente, en todo lo que le sea aplicable.

6.3: Herramientas de trabajo

El empleador es el que debe proveer las tecnologías de la información necesarias para que el trabajador desarrolle el teletrabajo, en los términos que determine el Poder Ejecutivo en su reglamentación.

La obligación que recae sobre el empleador en el suministro del equipo de trabajo, solo podrá ser dispensada cuando voluntariamente el teletrabajador ofrezca equipo y herramientas de su propiedad para el cumplimiento de las tareas asignadas. Este hecho deberá quedar consignado en el contrato de trabajo.

6.4: Accidentes de trabajo y enfermedades profesionales

Los teletrabajadores continuarán comprendidos en la Ley 16.074, sobre accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

II. Desconexión digital

El Proyecto establece que todo trabajador tendrá derecho a desconectarse. Se entiende por derecho a desconectarse, el pleno ejercicio del derecho de todo trabajador a la desconexión de los dispositivos digitales y del uso de las tecnologías, a fin de garantizar su tiempo de descanso.